Carreras Derechos Humanos pueden ser compensadas por los proveedores de cursos.

10 lemas sobre derechos humanos que hicieron historia y cambiaron el mundo

Todo el mundo tiene derecho a los derechos humanos. El único requisito es ser un ser humano. La Declaración Universal de los Derechos Humanos explica que los derechos humanos son “inherentes a todos los seres humanos, sin distinción de raza, sexo, nacionalidad, etnia, lengua, religión o cualquier otra condición”. Estos derechos incluyen derechos civiles, políticos, económicos, culturales y sociales como el derecho a la vida, el derecho a la educación y la libertad de expresión. A lo largo de la historia, activistas y grupos han luchado por estos derechos, aprovechando el poder de la comunidad y la escritura. Estos lemas de derechos humanos demuestran que las palabras son poderosas.

“Los derechos de todos los hombres disminuyen cuando los derechos de un solo hombre se ven amenazados”. – John F. Kennedy

JFK pronunció estas palabras el 11 de junio de 1963, en un discurso que anunciaba la legislación sobre derechos civiles. Esto ocurrió después de que el gobernador George Wallace intentara impedir que dos estudiantes negros se matricularan en la Universidad de Alabama. En Birmingham, Alabama, se produjeron muchos enfrentamientos, como que la policía soltara perros contra los afroamericanos. JFK había estado dando largas a los derechos civiles, pero en este discurso reconoció su necesidad. A la semana siguiente, envió su proyecto de ley de derechos civiles al Congreso.

“Debemos tomar partido. La neutralidad ayuda al opresor, nunca a la víctima. El silencio alienta al atormentador, nunca al atormentado”. – Elie Wiesel

Este lema procede del discurso de aceptación del Nobel del escritor y activista Elie Wiesel en 1986. Superviviente del Holocausto, Wiesel escribió 57 libros, entre ellos “La noche”, que describe sus experiencias en los campos de concentración. Durante el resto de su vida, hizo campaña por los derechos humanos en todo el mundo. Esta cita se opone a la idea de que cualquiera puede ser neutral cuando se trata de los derechos humanos. No actuar contra los abusos es lo mismo que participar en ellos.

“Los derechos de las mujeres son derechos humanos”. – Hillary Clinton

Esta frase no se originó con la ex primera dama, pero su uso más famoso proviene de ella. Variaciones de “Los derechos de las mujeres son derechos humanos” circularon en las décadas de 1980 y 1990. El uso de Clinton de la frase proviene de su discurso en 1995 en la Cuarta Conferencia Mundial de la ONU en Beijing. Desde entonces, se ha convertido en un grito de guerra del movimiento feminista y se utiliza con frecuencia en los medios de comunicación. Aunque es una afirmación aparentemente obvia, es importante recordarla porque los derechos de las mujeres siguen estando amenazados en todo el mundo.

“Podemos estar en desacuerdo y seguir queriéndonos, a menos que tu desacuerdo se base en mi opresión y en la negación de mi humanidad y mi derecho a existir”. – James Baldwin

Esta cita, uno de los lemas más famosos del escritor James Baldwin en materia de derechos humanos, revela dónde hay que trazar la línea. Baldwin, que vivió entre 1924 y 1987, escribió sobre raza, sexualidad y clase. Sus obras y palabras son especialmente relevantes para muchas personas hoy en día. Vivimos en tiempos de mucha división y se habla mucho de civismo. Sin embargo, esta cita deja claro que negar la humanidad y los derechos humanos de alguien es diferente a otros desacuerdos.

“La paz sólo puede durar donde se respetan los derechos humanos, donde se alimenta a la gente y donde los individuos y las naciones son libres”. – El 14º Dalai Lama

Refugiado en la India desde el levantamiento tibetano de 1959, el 14º Dalai Lama es famoso por su apoyo a los derechos humanos. Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1989. Esta cita procede de su discurso de aceptación. En una frase, resume cómo lograr una paz duradera. Los derechos humanos son la clave.

“Mientras la pobreza persiste, no hay verdadera libertad”.  – Nelson Mandela

Primer presidente negro de Sudáfrica y activista, Nelson Mandela es famoso por sus palabras de sabiduría. En esta cita, reconoce que nadie puede ser libre mientras esté atrapado en la pobreza. Las consecuencias de la pobreza -falta de acceso a la educación, a la sanidad, a un buen trabajo, etc.- violan los derechos humanos de una persona. Para garantizar el respeto de los derechos humanos en todas partes, hay que abordar la pobreza.

“Después de todo, ¿dónde empiezan los derechos humanos universales? En lugares pequeños, cerca de casa -tan cerca y tan pequeños que no se pueden ver en ningún mapa del mundo […] A menos que estos derechos tengan significado allí, tienen poco significado en cualquier parte”. – Eleanor Roosevelt

Este lema de los derechos humanos describe por qué los derechos humanos universales son tan importantes. Eleanor Roosevelt pronunció estas palabras como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, que creó el documento definitivo sobre los derechos humanos: La Declaración Universal de los Derechos Humanos.

“Tengo un sueño”. – Martin Luther King Jr.

Posiblemente una de las frases de tres palabras más reconocidas de la historia, esta cita forma parte del discurso de Martin Luther King Jr. durante la Marcha sobre Washington. El discurso completo es famoso y presenta la visión del Dr. King de un mundo sin racismo. Incluso aquellos que no conocen bien la vida del Dr. King o el resto del discurso reconocen la frase “Tengo un sueño” y saben que se refiere a los derechos civiles.

“Significa mucho para los oprimidos saber que no están solos. Nunca dejes que nadie te diga que lo que haces es insignificante”. – Desmond Tutu

Este lema, que es un grito de guerra para los activistas de todo el mundo, procede de Desmond Tutu, famoso activista y teólogo sudafricano. A lo largo de su vida, ha defendido los derechos humanos y ha ganado el Premio Nobel de la Paz. Amnistía Internacional y otras organizaciones/activistas que conciencian sobre cuestiones de derechos humanos muestran esta cita.

“Primero vinieron por los socialistas, y yo no me pronuncié, porque no era socialista. […] Luego vinieron por los judíos, y no me manifesté, porque no era judío. Luego vinieron por mí, y no quedó nadie que hablara por mí”. – Martin Niemoller

Esta cita poética es una versión editada de una confesión hecha por un pastor luterano alemán. Encarna la realidad de que quienes violan los derechos humanos acabarán violando los derechos humanos de todos. El silencio ayuda al opresor. Los grupos originales que aparecen en la cita se modifican a veces para reflejar los tiempos actuales.

Bienestar, equidad y derechos humanos

Gratis para auditar

Certificado de pago

Liderazgo inclusivo

Gratis para auditar

Certificado de pago

Inclusión social de personas con discapacidad desde un enfoque de derechos

Gratis para auditar

Certificado de pago

Introducción al Derecho Internacional Público

Gratis para auditar

Certificado de pago